Impuesto a la renta financiera argentina

Al invertir, un punto fundamental es analizar las comisiones y gastos que van a afectar nuestro resultado final, y desde que se gravó la renta financiera, el impacto de este impuesto debe ser tenido en cuenta al armar una cartera de inversión. y de eso vamos a estar hablando en este post.

El primer dato que debemos tener en cuenta es el mínimo no imponible, que se definió para 2018 de $67.000 y se estima para 2019 en torno a los $100.000. El “minimo no imponible” es el umbral de ganancia por encima del cual se paga el impuesto, y por debajo del cual no se paga. Por ejemplo, si en 2018, en el año calendario (del 1 de enero al 31 de diciembre de 2018), tuvieron una ganancia entre todos sus instrumentos de inversión superior a $67.000, entonces a mediados de 2019 debieron pagar impuesto a la renta financiera. Si en ese período tuvieron una ganancia inferior a $67.000 no se paga impuesto.

En el caso de que hayan superado los $67.000 de mínimo no imponible, entonces deberán pagar una alícuota (un porcentaje) en relación al monto en que hayan excedido esos $67.000. Si por ejemplo en el año tuvieron una ganancia de $100.000, le restan el mínimo no imponible de $67.000, eso da $33.000 y sobre ese monto se le aplica la alícuota que les da el impuesto a pagar. La alícuota a aplicar va a depender de los instrumentos en los que tuvimos invertido nuestro dinero.

Alícuotas a aplicar:

  • Rentas obtenidas por inversiones en moneda extranjera (bonos en dólares, bonos dollar linked, letes, lelink, plazos fijos en dólares): 15%
  • Rentas obtenidas por inversiones en pesos sin cláusula de ajuste (plazo fijo tradicional, lecap): 5%
  • Rentas obtenidas por inversiones en pesos con cláusula de ajuste (plazo fijo UVA, lecer): 15%
  • La compra-venta de acciones que cotizan en el mercado local: no paga este impuesto
  • Los dividendos de acciones pagan impuesto: 7% en 2018 y 2019. A partir del 2020, 13%
  • La compra-venta de acciones argentinas que cotizan en el extranjero (ADR): 15%
  • FCI compuestos en un 75% o más en acciones: no paga este impuesto
  • La compra-venta de dólares: no paga este impuesto
  • Intereses por depósitos en caja de ahorro: no paga este impuesto
Recuerden que para obtener asesoramiento en cuanto a su situación personal (declaración y pago del impuesto) deben consultar con un contador especialista en impuestos.

Quienes quieran aprender a invertir, pueden tomar mi curso online que está siempre disponible en mi web: www.gisellecolasurdo.com.ar

Categorías: Blog inversor